Saltar al contenido

Consejos clave para elegir un buen sofá

elegir un buen sofa

Qué hay que tener en cuenta a la hora de comprar un sofá

En primer lugar, hay que tener en cuenta que la tapicería del sofá es un factor determinante por dos razones. La primera es porque según el tono y color que elijamos combinará más o menos con el resto de nuestro comedor o salón y la segunda porque según el tejido que elijamos tendremos que darle unos cuidados u otros a nuestro sofá. Como es de esperar, no es lo mismo un sofá de piel que un sofá de lana. El sofá de piel, por ejemplo, no pasa nada si se mancha de algún líquido ya que bastará con que le pases un trapo húmero. Sin embargo, estos sofás son más sensibles a elementos punzantes y basta que tengas un pantalón con cremallera para tumbarte en el sofá y rallarlo sin querer.

En contraposición, los sofás de tela se manchan con más facilidad pero también son menos delicados. Además, la tela suele ser desmontable así que basta con que la saques de las fundas y la laves en la lavadora, la tiendas y la vuelvas a poner. Tu sofá quedará impecable.

Otro de los factores clave que hay que tener en cuenta a la hora de elegir un buen sofá es, evidentemente, el tamaño y las plazas de este. Según como sea de grande tu comedor podrás tener un sillón o un diván de dos, tres o más plazas. Además, tendrás que decidir si lo quieres en forma de L o si lo prefieres redondeado y esto, en última instancia, depende del diseño de tu comedor y del uso que tú quieras darle.

Asimismo, vas a tener que decidir si quieres un sofá simple o con algún tipo de sistema que permita que se tumbe o que se eleve la parte inferior y puedas apoyar y dejar los pies reposando.

Si vas a utilizar tu sofá simplemente para leer puedes comprar unas butacas pero, en caso de tener niños, sobre todo si son pequeños, será mejor que compres un sofá normal o que evites que se habitúen a hacer valer por sí mismos el mecanismo de cambio de posición de la butaca, podrían estropearla.

Por último, ten en cuenta el relleno de tu sofá ya que, sobre todo, nos interesa que sea cómodo. ¡Baraja las diferentes opciones, ten en cuenta estos consejos para elegir un buen sofá y encontrarás el perfecto para ti!