Saltar al contenido

Como elegir un sillón

Como elegir un sillón

Consejos para elegir un buen sillón

Para saber como elegir un sillón adecuado, primero hay que pensar en el espacio que se tiene. Quizá, no en todas las casas se pueda tener un sillón. Antes de comprar nada hay que medir bien el espacio y ver si va a entrar o no. Tampoco se quiere meter con calzador.

A la hora de elegir un buen sillón éste debe armonizar con el resto del estilo decorativo que se haya elegido. Si es posible, que haga juego con el sofá.

Algo muy importante es que el sillón sea cómodo. Sin importar si acompaña al sofá o se quiere colocar en otro espacio, la utilidad del sillón es aportar un asiento extra donde uno se pueda relajar con una taza de café, leyendo un libro o de tertulia con amigos. Hay que pensar en el tipo de relleno que llevará el asiento. Para que sea el adecuado lo mejor es que tenga una dureza intermedia, es decir, que no sea duro pero que tampoco te hundas al sentarte.

El tamaño, sí importa. Elegir un buen sillón dependerá en gran medida del espacio del que se elegir un buen sillóndisponga en casa. Si tienes espacio, tal vez, no importe si es más grande pero en espacio pequeños hay que tener mucho cuidado para dejar espacio para poder moverse.

¿Qué uso vas a dar al sillón? Esta es una pregunta que deberás responder antes de comprarlo. ¿Vas a pasar las tardes en él sentado leyendo o solo es para acompañar por tener un asiento extra si vienen invitados? Si es la primera opción un sofá con reposa pies es imprescindible para que el confort sea el máximo posible. Pero si es la segunda opción puedes tener abiertas otras posibles opciones.

Una vez aprendido como elegir un sillón y lo has comprado, hay que pensar en su protección. Un sofá de cuero es más resistente y dura más pero otro tipo de sillones pueden tener materiales de menor resistencia, colocar una funda puede ser una buena idea. Lo mejor es que hay tantas entre las que elegir que podrás encontrar la adecuada al estilo decorativo de tu salón.