Saltar al contenido

10 ideas para organizar tus mandos a distancia

organizar tus mandos a distancia

¿Cómo organizar tus mandos a distancia?

  • Caja. Habitúate a guardar siempre tus telemandos en el mismo sitio. Si los metes en una caja, no cogerán polvo, no estarán por en medio y, además, los tendrás siempre controlados.
  • Cesta. Ocurre lo mismo que en el caso anterior solo que, en esta ocasión, los vas a tener más a la vista. 
  • Bandeja para sofá. Las bandejas para sofá son unos soportes que se colocan sobre los reposabrazos de tu diván. Normalmente, estas plataformas planas están divididas en diferentes espacios así que, en cada uno de ellos, podrás poner tus diferentes mandos.
  • Bolsillo de sofá. Ya hemos hablado de las bandejas de sofá pero nada hemos dicho de los bolsillos. El funcionamiento es el mismo; se pone esta tela sobre el sujetabrazos y hacia la parte de fuera caen los bolsillos. Una de las ventajas de esta opción es que están hechos con todo tipo de telas; vaquera, lana o con estampados de colores, entre otras opciones. ¡Elige la que más encaje con tu decoración!
  • Mesita de comedor. Tener una mesa próxima al sofá puede ser muy cómodo porque, primero, podremos apoyar ahí tus gafas, libros o móvil, entre otras opciones, a la vez que puedes utilizarla para tener localizado todo aquello que necesitas.
  • Soporte para móviles o mandos. La llegada al mercado de los teléfonos móviles fue acompañada de un accesorio muy característico, el sillón soporte para móviles. Los hay en forma de pub, de posalapiceros o, incluso, los puedes encontrar con forma de “Trono de hierro”, el asiento del rey de Juego de Tronos.
  • Calcetín. La alternativa organizador de mandos casero que te proponemos consiste en poner un clavo en tu pared y de ella colgar un pequeño calcetín pero, no hablamos de cualquier calcetín, hablamos de alguno decorativo como los de crochet de toda la vida. Le dará a tu salón un toque diferente y personal.
  • Bolsito pequeño. Al igual que ocurre con el calcetín, tendrás que colgarlo de la pared pero lo bueno es que puedes elegir del mercado que más te guste. Además, si te cansas de él, puedes comprar otro. ¡Así es imposible caer en la monotonía!
  • Fuente decorativa. Coloca una fuente en el centro de la mesa y verás lo fácil que te hace la vida. Vas a tener controlado todo lo que necesitas.
  • Con velcro. Si, a pesar de todas las soluciones anteriores, sigues sin organizarte, te proponemos una medida extrema; el velcro. Pon un poco en la parte de atrás del mando pegado con pegamento y el otro extremo sitúalo, por ejemplo, debajo de la mesita del comedor. ¡Los vas a tener siempre localizados!

Ahora que ya sabes las soluciones por las que puedes apostar para no perder nunca el mando, elije una de ellas. Lo más importante es que te habitúes a dejar el control remoto siempre en el mismo sitio. Solo si te habitúas a hacerlo, lo tendrás siempre controlado.